Preacher

Exchange

XXIV DOMINGO

Please support the mission of
the Dominican Friars.

HOME
FIRST IMPRESSIONS
1st Impressions CD's
Stories Seldom Heard
Faith Book
General Intercessions
Volume II
Come and See!
Homilías Dominicales
Palabras para Domingo
Catholic Women Preach
Homilias Breves
Daily Reflections
Daily Homilette
Daily Preaching
Face to Face
Announcements
Book Reviews
Justice Preaching
Dominican Preaching
Preaching Essay
Quotable
Archives
The Author
Resources
Donations

Homilías Dominicales Archivo

Impresora amigable

XXIV Domingo Ordinario [Ciclo C] – 11 de septiembre, 2022

Éxodo 32:7-11, 13-14 | Salmo 50 | 1 Timoteo 1:12-17 | Lucas 15:1-32

 

De la carta del Apóstol san Pablo a Timoteo:

Al rey eterno, inmortal, invisible, único Dios, honor y gloria por los siglos de los siglos. Amén.

 

Reflexión por Fray Carlos Salas, OP:

Nuestras lecturas nos presentan imágenes de Dios muy distintas e incluso aparentemente contradictorias en ciertos momentos. A veces se nos puede hacer difícil comprender que las sagradas Escrituras están describiendo al mismo Dios. Pero sabemos que es el mismo Dios porque Jesús no vino para abolir la ley y a los profetas que encontramos en el Antiguo Testamento “sino a dar cumplimiento” (Mateo 5:17). Y esto nos lo demuestra porque en ambos casos Dios se preocupa por el mejor interés nuestro.

 

Moisés intercede por el pueblo para que Dios les de otra oportunidad ya que el pueblo ha roto el primer mandamiento debido a su debilidad, “No tendrás otros dioses fuera de mi” (Éxodo 20:3). El pueblo se desespera que Moisés no regresa de la montaña y crean un ídolo con sus manos para poder darle culto. Podemos juzgar muy fácilmente al pueblo, pero también podemos aprender que tenemos grabado en el corazón un sentido de agradecimiento y que ofrecer adoración es parte de la naturaleza humana. Sin embargo, la ira de Dios nos demuestra el gran deseo que quiere que estemos más cercanos de Él. Por eso mandó a su siervo Moisés, para que sirva como mediador entre Dios y su pueblo. Moisés es una prefiguración del Mediador absoluto, nuestro Salvador Jesucristo.

 

Este nuevo Mediador nos demuestra su amor de muchas maneras—perfectamente en la cruz—y nos lo explica en parábolas. Como un pastor que dejaría al 99% de las ovejas de su rebaño para recuperar al 1%. Se personifica en una mujer que pierde solo una moneda y la busca hasta encontrarla. Aún más profundamente, se revela como un padre compasivo con el hijo que ha desperdiciado la mitad de todos sus ahorros al regresar. Este es un Dios que nos demuestra ternura, paciencia, y misericordia. Este es un Dios que se preocupa por el mejor interés nuestro: regresar con Él y disfrutar la eternidad en la presencia suya.

 

Ese Dios nos guía para corregir nuestros pasos cuando nos salimos del camino. En ocasiones lo tiene que hacer de manera fuerte para que comprendamos la magnitud de nuestros pecados. Pero siempre lo hace con la intención de que regresemos a Él, el que “es tardo a la cólera y rico en bondad” (Números 14:18). Debemos recordar por lo menos esto: Dios no nos abandona sino nos guía si lo escuchamos a Él y a los que mande. Así como hoy recordamos que hace 21 años muchas familias sufrieron la pérdida de seres queridos en los atentados a los EE. UU. En medio de tanto dolor, Dios trabajó a través de los primeros en responder a la emergencia. Los bomberos, policías, capellanes, y muchos otros voluntarios, intercedieron por aquellos que eran débiles, aunque esta situación no haya sido su culpa.

 

Algo para traer a la oración:

·       San Pablo nos habla de la misericordia de Dios en la carta a Timoteo. Así como él persiguió a la Iglesia de manera ignorante, también el pueblo de Dios actuó idólatramente sin saber la magnitud del pecado. ¿Qué momentos de misericordia he experimentado en los que Dios me da otra oportunidad para seguir Su voluntad? ¿Cómo le he agradecido?

·       Moisés rompió las tabletas de la ley al ver la idolatría del pueblo.

 

Esa imagen nos ayuda a visualizar el estado de nuestra relación con Dios cuando rompemos los mandamientos. Nuestra relación con Él se ha roto. Sin embargo, Jesucristo, el nuevo Mediador, restaura esa relación cuando confesamos nuestros pecados con contrición y le pedimos: “Crea en mí, Señor, un corazón puro, un espíritu nuevo para cumplir tus mandamientos.”

 

"fr. Carlos Salas, OP" <csalas@opsouth.org>

 


 

Para la información sobre cómo a darse de baja, suscriba y termine la

información sobre nuestros servicios vaya a http://www.preacherexchange.com

 

Semana 1 "Sr. Kathleen Maire  OSF"  <KathleenEMaire@gmail.com>

Semana 2 "fr. Carlos Salas, OP" <csalas@opsouth.org>

Semana 3 "Carmen Mele, OP"  <cmeleop@yahoo.com>

Semana 4 "Charlie Johnson, OP" <cjohnson@opsouth.org>

Semana 5 "Fr. Jorge Rativa, OP" <jrativa@opsouth.org>


Homilías Dominicales mailing list:

List Management: "Fr. John Boll, OP" <preacherexchange@att.net>


Homilías Dominicales Archivo
XXVII DOMINGO XXVI DOMINGO XXV DOMINGO XXIV DOMINGO XXIII DOMINGO XXII DOMINGO


HOME Contact Us Site Map St. Dominic

© Copyright 2005 - 2022 - Dominican Friars