Preacher

Exchange

PASCUA 4 (B)

Please support the mission of
the Dominican Friars.

Homilías Dominicales Archivo

Impresora amigable

HOME
FIRST IMPRESSIONS
1st Impressions CD's
Stories Seldom Heard
Faith Book
General Intercessions
Volume II
Come and See!
Homilías Dominicales
Palabras para Domingo
Catholic Women Preach
Breath Of Ecology
Homilias Breves
Daily Reflections
Daily Homilette
Daily Preaching
Face to Face
Announcements
Book Reviews
Justice Preaching
Dominican Preaching
Preaching Essay
Quotable
Archives
The Author
Resources
Donations

Estimados lectores,

 

¡Jesucristo ha resucitado! Llegando al 4to Domingo del Tiempo Pascual es necesario seguir profundizando nuestro conocimiento de Dios e ir ampliando nuestra mente sobre Él y su forma de relacionar con nosotros. Es decir, la resurrección de Jesucristo y el gozo de tan grande acontecimiento deben ser fuerzas animadoras que dirigen y alimentan nuestra manera de pensar en Dios y su forma de actuar. El ejemplo de Jesucristo, el Buen Pastor es la mejor manera de despejar las dudas y aclarar cualquier mal entendimiento de Dios que surge en la mente cuando olvidamos de su bondad. Ojalá que este tiempo pascual sigue siendo la oportunidad de recordar la misericordia del Señor y gozar la nueva vida que nos sigue dando.

 

Paz y bien,

Padre fray Charlie, O.P.

 


 

IV Domingo de Pascua (Domingo del Buen Pastor)

Lecturas: Hechos 4, 8-12 / Salmo 117 / 1 Juan 3, 1-2 / Juan 10, 11-18

 

“Porque Dios sabe todo sobre nosotros y nosotros sabemos mucho menos o casi nada de Él?” Fue la pregunta de una joven del grupo juvenil parroquial y aunque solo tenía 14 años, su pregunta demostró bastante madurez espiritual. Gracias al Espíritu Santo, surgió una discusión animada en el grupo sobre la relación entre Dios y nosotros.

 

Yo recuerdo respondiendo en semejante manera: “Es cierto que los misterios divinos suelen ser difíciles de entender intelectualmente, pero Dios, nuestro Padre Celestial no quiere ser visto como misterioso sino misericordioso. El conocimiento más importante que debemos tener de Dios es que nos ama y somos sus amados hijos e hijas.”  

 

Aquella pregunta me ha impulsado a pensar más en el conocimiento profundo que Dios tiene de cada uno de nosotros, sus creaturas. En el principio, aquellos jóvenes pensaban que semejante conocimiento fue como un poder divino para hacernos ser más obedientes y de actuar con buen comportamiento, pero logramos dejar crecer una relación con Dios basada más en su bondad. No es solamente cosa de jóvenes, sino que he conocido muchos adultos que piensan que Dios sabe tanto de nosotros para hacernos como niños bien portaditos o que Él es un Dios castigador.

 

El cuarto domingo del tiempo pascual ha sido llamado domingo del Buen Pastor y es una buena ocasión para profundizar nuestra comprensión de Dios, pero sobre los cimientos de la misericordia y la confianza y no sobre el miedo o posibles mal entendimientos de Él y su conocimiento de nosotros. En otras palabras, es una buena ocasión de recordar a todos que nuestra forma de pensar en Dios debe ser conforme con la experiencia de su bondad y basada sobre su verdadera esencia, el amor.

 

En primer lugar, el Buen Pastor nos ensena la relación entre Dios y nosotros y nos habla de su deseo de estar cerca de nosotros. Es más, nos habla de su deseo de siempre buscarnos para encontrarnos cuando nos extraviamos y darnos la mano salvadora si caemos en la tentación, la destrucción y la perdida de esperanza. En la lectura del Evangelio según Juan que escuchamos hoy, Jesús habla claramente que su disponibilidad por nosotros no tiene límites: “Yo soy el buen pastor. El buen pastor da la vida por sus ovejas” (Juan 10, 11).  

 

Mas que ser demostraciones de su poder, los esfuerzos del Buen Pastor y su deseo de salvarnos son expresiones del amor de Dios por nosotros, son hechos de amor. En su primera carta encíclica, Deus Caritas Est (Dios es Amor), el Papa emérito Benedicto XVI nos ayuda entender el significado de la disposición del Buen Pastor y sus hechos de amor del como el actuar de Dios hacia nosotros y por nuestro bien: “En Jesucristo, el propio Dios va tras la «oveja perdida», la humanidad doliente y extraviada” (párrafo 12).

 

En el Buen Pastor vemos que Dios nos conoce y que nuestra situación humana es su preocupación. Al mismo tiempo nos da a nosotros la manera de conocer a Dios y su forma de actuar y pensar. El Buen Pastor nos llama a reconocer que ya es hora de conocer a Dios verdaderamente y dejarlo a conocernos a nosotros, pero sin desconfianza y mucho menos sin ignorancia o falta de comprensión.

 

En otras palabras, el conocimiento debe ser mutuo. Jesús lo dice claramente en la misma lectura del evangelio según Juan: “Yo soy el buen pastor, porque conozco a mis ovejas y ellas me conocen a mí, así como el Padre me conoce a mí y yo conozco al Padre. Yo doy la vida por mis ovejas” (Juan 10, 14-15).

 

Es cierto que Jesús dice que las ovejas lo conocen, pero más cierto es que nos ha conocido en nuestra necesidad y nuestros extravíos. Su conocimiento de nosotros es fruto de su humanidad, la Encarnación. Por medio de sus hechos y palabras, Jesucristo busca siempre conocernos más y ser más conocido y comprendido. El busca y anhela ser parte de nuestras vidas, de adentrarse dentro de nuestro camino. Construir una relación con el Señor es primeramente su iniciativa, la cual es fruto de su conocimiento de nosotros, sus creaturas y nuestras verdaderas necesidades. 

 

Jesucristo sabe tanto y todo de nosotros porque nos ama con un amor total y eterno. Sencillamente, nos conoce tan profundamente porque nos ama primero y nos ama aún más. Si deseamos ser conocidos y comprendidos, dejémonos amar y ser amados. El Buen Pastor nos da un buen ejemplo.

 

Padre fray Charles Johnson, O.P.

 


 

Para la información sobre cómo a darse de baja, suscriba y termine la

información sobre nuestros servicios vaya a http://www.preacherexchange.com

 

Semana 1 "Sr Kathleen Maire  OSF"  <KathleenEMaire@gmail.com>

Semana 2 "Tu reflejo podría estar aquí." <Email: frjude@judeop.org>

Semana 3 "Carmen Mele, OP"  <cmeleop@yahoo.com>

Semana 4  "Charlie Johnson OP" <cjohnson@opsouth.org>

Semana 5  "Fr. Jorge Rativa OP" <jrativa@opsouth.org>


Homilías Dominicales mailing list:

List Management: "Fr. John Boll, OP" <preacherexchange@att.net>


Homilías Dominicales Archivo
Pentecostés ASCENSIÓN PASCUA 6 (B) PASCUA 5 (B) PASCUA 4 (B) PASCUA 3 (B)


HOME Contact Us Site Map St. Dominic

© Copyright 2005 - 2021 - Dominican Friars