Preacher

Exchange

III DOMINGO

Please support the mission of
the Dominican Friars.

HOME
FIRST IMPRESSIONS
1st Impressions CD's
Stories Seldom Heard
Faith Book
General Intercessions
Volume II
Come and See!
Homilías Dominicales
Palabras para Domingo
Catholic Women Preach
Homilias Breves
Daily Reflections
Daily Homilette
Daily Preaching
Face to Face
Announcements
Book Reviews
Justice Preaching
Dominican Preaching
Preaching Essay
Quotable
Archives
The Author
Resources
Donations

Homilías Dominicales Archivo

Impresora amigable

Tercer Domingo de Tiempo Ordinario (ciclo A)

– 22 de enero de 2023

Lecturas: Isaías 8, 23b–9, 3 / Salmo 26 /
1 Corintios 1, 10-13. 17 / Mateo 4, 12-23


 

No se ve, no se distingue los colores en la oscuridad. Es necesario la luz. Con la luz todos los colores se resplandecen. Así hablamos de la luz natural, la luz ambiental. Pero ¿cómo hablamos de la luz espiritual, la luz de la fe, la luz divina? Claro que se trata de una luz, pero de otra fuente, de Dios.

 

Escuchamos en las lecturas de hoy como es vivir sin la luz, en la oscuridad y como es pasar de las tinieblas y sombras de la vida, del mundo y de la historia a la luz que brilla como resplandor de la salvación. El profeta Isaías proclama, <<El pueblo que habitaba en tinieblas vio una gran luz; sobre los que vivían en tierra de sombras, una luz resplandeció. Engrandeciste a tu pueblo e hiciste grande su alegría. Se gozan en tu presencia como gozan al cosechar, como se alegran al repartirse el botín. Porque tú quebrantaste su pesado yugo, la barra que oprimía sus hombros y el cetro de su tirano…>>¹

 

Y luego san Mateo, el evangelista presenta el contexto de lo cual surge la predicaón de Jesús como anuncio de la venida de la luz: <<El pueblo que habitaba en tinieblas vio una gran luz. Sobre los que vivían en tierra de sombras una luz resplandeció. Desde entonces comenzó Jesús a predicar, diciendo: “Conviértanse, porque ya está cerca el Reino de los cielos”>>. ²

 

Las dos lecturas resaltan como la salvación se manifiesta y se nos presenta en la historia como respuesta divina a la realidad humana. La oscuridad parece dominar y reinar en la existencia de muchos de los pueblos del mundo y el sufrimiento puede ser imposible de escapar.

 

Sin embargo, es necesario ver nuestra situación y la realidad del mundo desde otra perspectiva, con otros ojos. Es decir, debemos ver la realidad con la vista espiritual, viendo las cosas con otra luz. En su primera carta encíclica, Lumen Fidei (La Luz de la Fe), el papa Francisco nos recuerda que se trata de la luz de la fe:  

 

<<Por tanto, es urgente recuperar el carácter luminoso propio de la fe, pues cuando su llama se apaga, todas las otras luces acaban languideciendo. Y es que la característica propia de la luz de la fe es la capacidad de iluminar toda la existencia del hombre. Porque una luz tan potente no puede provenir de nosotros mismos; ha de venir de una fuente más primordial, tiene que venir, en definitiva, de Dios. La fe nace del encuentro con el Dios vivo, que nos llama y nos revela su amor, un amor que nos precede y en el que nos podemos apoyar para estar seguros y construir la vida. Transformados por este amor, recibimos ojos nuevos, experimentamos que en él hay una gran promesa de plenitud y se nos abre la mirada al futuro. La fe, que recibimos de Dios como don sobrenatural, se presenta como luz en el sendero, que orienta nuestro camino en el tiempo>> (4). ³

 

Ver la luz de la fe y caminar con la ayuda de ella, no quiere decir tener una capacidad que va más allá de la capacidad del hombre y nuestro aspecto físico tampoco un conocimiento secreto reservado a unos pocos. No, la luz de la fe tiene todo que ver con la bondad de Dios y nuestra apertura de recibir su amor y dirigir nuestra vida por medio de ello. Se trata de entrar en la luz divina, porque hemos sido invitados de estar en unión con Cristo, quien es “Dios de Dios, Luz de Luz, Dios verdadero de Dios verdadero…”

 

Para muchas personas y muchos pueblos del mundo, la vida es frecuentemente rodeada por la oscuridad y es difícil ver una luz espiritual que brilla como un signo de esperanza. Viviendo en medio de las tinieblas del sufrimiento humano y enfrentando las fuerzas de la muerte y del pecado es difícil reconocer y experimentar la paz. En otras palabras, no están acostumbrados ver la luz cuando casi todo parece oscuro. En efecto muchas personas no piensan en la luz, sino que hacen la pregunta, ¿Dónde está Dios?

 

Sin embargo, no encontraremos a Dios si pensamos que no se encuentra dentro de la historia, si pensamos que Él no se interesa de la experiencia humana. Dios no se aleja del camino del hombre y por medio de Jesucristo se ha acercado permanentemente a la humanidad, pues en la Encarnación, Dios se ha hecho humano. Se trata de una obra que solo puede brillar e iluminar la oscuridad del pecado. Se trata de Jesucristo, que es la luz divina en persona.

 

La búsqueda de Dios tiene que surgir del amor, el amor de Dios y el amor a Dios y al prójimo y la convicción de que Él nos ama y en Jesucristo nos acompaña en la vida mucho más en tiempos oscuros.

 

Buscar a Dios es caminar hacia la luz y al mismo tiempo caminar por medio de la luz que ilumina el camino: Luz – Jesucristo - que queda por delante y que brilla entre nosotros pues también brilla dentro de nosotros.

 

Jesucristo – Emmanuel, Dios con nosotros - una luz que solo puede brillar e iluminar la oscuridad y destruir el pecado.

 

Paz y bien,

P. fray Charles Johnson, OP

 

Obras citadas:

1 y 2 - https://bible.usccb.org/es/bible/lecturas/012223.cfm

3 - https://www.vatican.va/content/francesco/en/encyclicals/documents/papa-francesco_20130629_enciclica-lumen-fidei.html
 


 

Para la información sobre cómo a darse de baja, suscriba y termine la

información sobre nuestros servicios vaya a http://www.preacherexchange.com

 

Semana 1 "Sr. Kathleen Maire  OSF" <KathleenEMaire@gmail.com>

Semana 2  "fr. Carlos Salas, OP" <csalas@opsouth.org>

Semana 3 "Carmen Mele, OP" <cmeleop@yahoo.com>

Semana 4  "Charlie Johnson OP" <cjohnson@opsouth.org>

Semana 5  "Carmen Mele, OP" <cmeleop@yahoo.com>


Homilías Dominicales mailing list:

List Management: "Fr. John Boll, OP" <preacherexchange@att.net>


Homilías Dominicales Archivo
VI DOMINGO V DOMINGO IV DOMINGO III DOMINGO II DOMINGO Epifanía


HOME Contact Us Site Map St. Dominic

© Copyright 2005 - 2023 - Dominican Friars