Preacher

Exchange

17 DOMINGO

Please support the mission of
the Dominican Friars.

Homilías Dominicales Archivo

Impresora amigable

HOME
FIRST IMPRESSIONS
1st Impressions CD's
Stories Seldom Heard
Faith Book
General Intercessions
Volume II
Come and See!
Homilías Dominicales
Palabras para Domingo
Catholic Women Preach
Breath Of Ecology
Homilias Breves
Daily Reflections
Daily Homilette
Daily Preaching
Face to Face
Announcements
Book Reviews
Justice Preaching
Dominican Preaching
Preaching Essay
Quotable
Archives
The Author
Resources
Donations

Homilías Dominicales

07-26-20

Estimados lectores,

 

Por lo general trato más el mensaje de la lectura del Evangelio como base de la homilía dominical. Sin embargo, la segunda lectura de hoy de la carta a los Romanos a pesar de su brevedad nos ofrece un mensaje profundo que merece nuestra atención. Además de ser una frase que adorna cuadros y estampitas, el primer versículo de la lectura nos habla de la Divina Providencia y nuestro destino en medio de un mundo cambiante. Ojalá la sabiduría de san Pablo y su experiencia de la gracia del Señor serán para nosotros ejemplos de cómo encontrar a Cristo en medio de los acontecimientos de la vida.

 

Paz y bien,

 

Padre fray Charlie

 


 

XVII Domingo Tiempo Ordinario (A)

Lecturas: 1 Reyes 3, 5. 7-12 / Salmo 118 / Romanos 8, 28-30 / Mateo 13, 44-52

 

Hace años me preguntó una compañera de trabajo que estuvo pasando una crisis sentimental y existencial: “¿Es cierto que las cosas se arreglan y que siempre salen bien en la vida? Mi respuesta, “Si,” fue una expresión de confianza entrelazada con dudas. Por fuera estuve manifestando confianza, pero por dentro en mi mente no había nada de claridad o certeza. Ella anhelaba un futuro seguro y con garantías de felicidad y yo también. Sin embargo, creo que un motivo de la pregunta y otras preguntas semejantes es el temor o incertidumbre del futuro.

 

San Pablo nos da en la segunda lectura una frase memorable del Nuevo Testamento: “Sabemos que Dios dispone todas las cosas para el bien de quienes lo aman, a los cuales él ha llamado de acuerdo con su propósito.” Es posible pensar que esta frase ofrece una solución fácil y un consuelo que trata situaciones que son realmente complicadas en una manera superficial.

 

Aunque deseamos que todo salga bien en la vida, nuestra experiencia nos ensena otra cosa, otra realidad, que la vida puede ser dura y el futuro no es siempre tranquilo tampoco es lo que pensamos. Sin embargo, el gran apóstol habla con mucha fe y confianza porque cree que el amor de Dios es más grande que sus temores y dudas.

 

La perspectiva de san Pablo no es una fantasía tampoco una negación de la realidad de nuestros tiempos con tantas dificultades y retos que parecen no tener solución. El gran apóstol habla con mucha fe y confianza en Dios después de haber luchado contra las fuerzas del mal, penurias y oposición de toda clase. Sin embargo, Pablo nunca se dio por vencido. Nunca dio marcha atrás.

 

En confiar que Dios dispone todas las cosas para el bien, san Pablo no habla de saber y predecir el futuro, sino que por haber recibido generosamente la misericordia del Señor, él está convencido que Dios proveerá sus necesidades en especial la más importante: la salvación. Él nos ensena que el cristiano debe ver el mundo y sus acontecimientos desde otra perspectiva, desde el amor de Dios.  

 

En su encíclica del año 2007, Spe Salvi, el papa emérito Benedicto XVI escribe que un aspecto distintivo de los seguidores de Cristo es “el hecho de que ellos tienen un futuro: no es que conozcan los pormenores de lo que les espera, pero saben que su vida, en conjunto, no acaba en el vacío.”

 

Se trata de un conocimiento distinto: saber que Dios nos ama y que en él encontramos la salvación y en él tenemos nuestro destino. Cristo explica claramente que es “el camino, la verdad y la vida.” La dificultad de seguirlo no tiene que ver con un acceso restringido sino con las restricciones que imponemos sobre nuestro amor.    

 

El reconocido autor de la espiritualidad, el misionero oblato padre Ron Rolheiser escribe, “Jesucristo no tiene secretos escondidos, solo secretos abiertos que fallamos de comprender.”

 

Si creemos que el bien prevalecerá, que el bien vendrá, ¿será que lo reconoceremos cuando llega? Jesucristo nos ha demostrado en numerosas ocasiones que el bien ya existe y ya está presente. Mas que creerlo, ya es hora de seguirlo y amarlo, ya es tiempo de convencer nuestro prójimo que Cristo nos guiará hacia el futuro porque nos ama aquí y ahora.  

 

Padre fray Charles Johnson, O.P. - <cjohnson@opsouth.org>

 


 

Para la información sobre cómo a darse de baja, suscriba y termine la

información sobre nuestros servicios vaya a http://www.preacherexchange.com

 

Semana 1 "Sr Kathleen Maire  OSF"  <KathleenEMaire@gmail.com>

Semana 2 "Tu reflejo podría estar aquí." <Email: frjude@judeop.org>

Semana 3 "Carmen Mele, OP"  <cmeleop@yahoo.com>

Semana 4  "Charlie Johnson OP" <cjohnson@opsouth.org>

Semana 5  "Fr. Jorge Rativa OP" <jrativa@opsouth.org>


Homilías Dominicales mailing list:

List Management: "Fr. John Boll, OP" <preacherexchange@att.net>


Homilías Dominicales Archivo
19 DOMINGO 18 DOMINGO 17 DOMINGO 16 DOMINGO 15 DOMINGO 14 DOMINGO


HOME Contact Us Site Map St. Dominic

© Copyright 2005 - 2020 - Dominican Friars