Preacher

Exchange

LA EPIFANÍA

Please support the mission of
the Dominican Friars.

Palabras para Domingo Archivo

HOME
FIRST IMPRESSIONS
1st Impressions CD's
Stories Seldom Heard
Faith Book
Volume II
Come and See!
Homilías Dominicales
Palabras para Domingo
Catholic Women Preach
Breath Of Ecology
Homilias Breves
Daily Reflections
Daily Homilette
Daily Preaching
Face to Face
Announcements
Book Reviews
Justice Preaching
Dominican Preaching
Preaching Essay
Quotable
Archives
The Author
Resources
Donations

 

Epifanía

01/05/2020

 


 

Esta fiesta tiene mucha importancia dentro de la comunidad Latina.  Es el día en que familias celebran la llegada de los reyes magos y recuerdan la importancia de reconocer al Mesías que nos viene como niño humano.  Es un día especial para familias que se reúnen para compartir y para niños que esperan regalos, pensando en los regalos que llevaron los Reyes al niño Jesús.

 

Hoy me parece bueno pasar uno momento pensando en el viaje de los Reyes.  No sabemos exactamente de donde vinieron, ni cuánto tiempo pasaron en su caminata.  Sólo sabemos que llegaron a Jerusalén después de seguir la luz de una estrella.  Y llegando donde Herodes, le preguntaron donde pudieran encontrar el nuevo rey de los Judíos.  Y con esta pregunta, el miedo y celos de Herodes pusieron en marcha la triste historia que siguió.

 

Según la historia, los reyes no supieron donde tenían que llegar.  Tal vez estaban esperando un rey en el palacio de Herodes mismo.  O tal vez en una casa de una familia importante de Jerusalén.  Lo que nos asusta es que pudieron aceptar que este niño, nacido de una familia humilde, era El que estaba anunciado en la historia de Israel.  Necesitaban un corazón abierto para creer que el viaje le llevaba a una casa sencilla, sin anuncios a su propia gente.  Y seguro que se asustaron al entender y que el Rey Herodes le tenía tanto miedo y odio. 

 

Creo que vale la pena pensar en nuestro viaje a través de la vida.  Con el sacramento de Bautismo, empezamos nuestra camino buscando al Mesías, el Salvador, tratando de conocer a este Jesús que ha venido para vivir entre nosotros.  Pero el camino de la vida no es fácil.  Muchas veces, nos perdemos de ruta, nos equivocamos o nos dejamos desviar por malos avisos y simplemente el cansancio de la vida.  Muchos de nosotros perdemos la luz de la estrella y andamos en la oscuridad, contentándonos con placeres que no nos satisfacen. 

 

La buena nueva es que la luz de la estrella sigue fuerte, siempre iluminando el camino.  Y  Dios siempre nos da la gracia de reconocer de nuevo la luz.  A pesar de todo lo que hacemos, Dios es fiel.  No se olvida de sus hijos, por más desviados que sean.  Dios nos da la fortaleza de empezar de nuevo en nuestra búsqueda de la felicidad. 

 

Hoy podemos pedir la gracia de encontrar de nuevo el bueno camino que nos lleva a Jesús.  Los Reyes han encontrado a Jesús lejos de la majestad de su rey.  Los Reyes han reconocido a Jesús en brazos de una madre campesina.  Los Reyes han ofrecido homenaje a Jesús cuando casi nadie más ha visto la presencia de Dios. 

Ellos han podido actuar así porque caminaban en la luz de la estrella. 

 

Creemos que Dios nos dará también la fe de reconocer a Jesús en los lugares inesperados y en las personas desconocidas.  No tenemos que buscar su presencia en las casas de los ricos e importantes, sino en las circunstancias humildes de nuestros vecinos y compañeros.  La luz de la estrella sigue fuerte.  Que Dios nos de los ojos para ver.

 


"Sr Kathleen Maire  OSF"  <KathleenEMaire@gmail.com>


Palabras para Domingo Archivo
DOMINGO 2 Bautismo del Señor LA EPIFANÍA Sagrada Familia ADVIENTO 3 ADVIENTO 2


HOME Contact Us Site Map St. Dominic

© Copyright 2005 - 2020 - Dominican Friars